Archivo mensual: junio 2013

El mito griego

Español: El Partenón (del griego Παρθενος, Par...

Español: El Partenón (del griego Παρθενος, Parthenos –Virgen–; uno de los adjetivos que servían de epíteto para Atenea) es el templo griego situado en la Acrópolis de Atenas dedicado a Atenea. (Photo credit: Wikipedia)

Para leer el artículo sobre el mito griego, pinchar en el siguiente enlace de este mismo blog: el mito en el pensamiento griego

 

Deja un comentario

Archivado bajo Antigua Grecia, Mitología

Las Keres

(Átropos/Las Parcas), Atropos (The Fates), 181...

(Átropos/Las Parcas), Atropos (The Fates), 1819-1823 (Photo credit: Wikipedia)

En la mitología griega, las Keres (en singular, Ker) eran espíritus femeninos de la muerte. En algunos textos, Ker es la diosa de la muerte violenta. Según Hesíodo, las Keres eran hermanas del Destino (las Moiras), la Condenación (Moros), la Muerte y el Sueño (Tánatos e Hipnos), la Discordia (Eris), la Vejez (Geras), y la Venganza (Némesis).
En la bajada de Ulises al Hades le pregunta a su madre ¿Qué Ker de la terrible muerte te dominó?
También, eran descritas como seres oscuros, con dientes y garras rechinantes, sedientos de sangre humana. Sobrevolaban el campo de batalla buscando hombres moribundos o heridos. Una descripción de las Keres se encuentra en el libro titulado El Escudo de Heracles:
Las negras Fatalidades rechinando sus dientes blancos, ojos severos, fieras, sangrientas, aterradoramente se enfrentaron a los hombres agonizantes, pues estaban deseosas de beber su sangre oscura. Tan pronto como agarraban a un hombre que había caído o acababa de ser herido, una de ellas apretaba sus grandes garras en torno a él y su alma bajaba al Hades, al frío Tártaro. Y cuando había satisfecho sus corazones con sangre humana, arrojaban a ése tras ellas y se apresuraban de vuelta a la batalla y el tumulto.
El término Keres también se ha usado para describir el destino de una persona. Un ejemplo de esto puede hallarse en la Ilíada cuando Aquiles tiene que hacer la elección (o Keres) entre una larga y anónima vida en su hogar o la muerte en Troya y la gloria eterna. También, cuando Aquiles y Héctor van a enfrentarse en una pelea a muerte, Zeus pesa las keres de ambos guerreros para determinar quién morirá. Como la ker de Héctor se consideró más pesada, se le destinó a morir.
Para terminar, durante el festival conocido como Antesteria, las Keres eran ahuyentadas. Sus equivalentes romanas eran Letum (‘muerte’) o las Tenebrae (sombras).
El festival tenía lugar en primavera, durante el undécimo, duodécimo y decimotercer día del mes de Antesterio. Estaba dedicado a Dioniso y recibía su nombre de la floración de los zarcillos de las viñas. El proverbio: “Fuera de aquí, Keres, las Antesterias han terminado” surgió como fórmula para alejar a los espíritus de los muertos, que aparecían en la ciudad durante las celebraciones.
Según las fuentes eruditas, el día comenzaba con la masticación de hojas de espino cerval, una planta de sabor bastante desagradable, que tenía la reputación de detener a las apariciones.

Deja un comentario

Archivado bajo Antigua Grecia

Ulises, un alma despierta

Roma Ulises

Roma Ulises (Photo credit: paideiarevista)

Cuando leemos la Odisea, Ulises es un ejemplo de la conexión directa que tenía con su alma. Exploró sus propios dones (inteligencia, paciencia, creatividad, intuición, aceptación, humildad, entre otras cualidades) a través de veinte años que duró su periplo hasta alcanzar su hogar. Muchos avatares, sufrimientos, pérdidas de seres queridos y compañeros de guerra, incluso se vio abandonado por los Dioses a seguir escalando a través de los escombros de todos sus torcidos sueños hasta que aprendió a distinguir entre lo que decía su mente y lo que decía su corazón. Ulises aprendió a controlar las propias emociones para poder percibir la comunicación interna entre el cuerpo y el alma. Durante su regreso a Ítaca (su hogar), para encontrarse de nuevo con su mujer e hijo, el desafío diario que estaba sometido era extremo, agotador, imposible de superar. Sin embargo, Ulises nunca se acomodó en el asiento negativo de la vida y combatió con mente, cuerpo y alma todos los obstáculos terrenales, incluso, llegó a dominar su propia naturaleza interna.

Ulises creció espiritualmente, nunca se sintió víctima, ni tampoco culpó a los demás. Se levantaba con cada golpe que recibía. Cambió de actitud, bajando al Hades (al mundo del infierno) para invertir su brújula interna, buscando el lado positivo de las cosas y rompiendo todas las ataduras que le mantenía ligado al sentimiento de victimismo logró imponer su luz espiritual ante la sombra oscura y fatalista que le acechaba en cada momento. Tras salir del Hades, siguió su recorrido con pies firme pero, sobre todo, conectado con la Realidad, aprendiendo las lecciones en su camino con sabiduría. La evolución eterna de Ulises es un fiel reflejo de este viaje humano que tenemos que recorrer.

Hoy día, la crisis azotando en nuestros hogares españoles, nos encontramos en un estado de conciencia victimista. Nosotros lo hemos creado, y nosotros debemos erradicarlo. Este trabajo es alcanzable si cada uno de nosotros adquiere conciencia de su responsabilidad como canalizadores de energía y predicamos con el ejemplo, como hizo Ulises.

Creo que estamos recorriendo el Hades y es el momento de crecernos ante la adversidad, de luchar por romper las cadenas que nos tienen presos. El resultado final, al igual que el de Ulises, tendrá gran mérito y un gran valor incalculable para nuestra evolución espiritual.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones Metafísicas

Prometeo: una inmortalidad de dolor y angustia

El nombre Prometeo tiene su origen griego y significa el “Pre-Vidente” o que se anticipa a los hechos. Prometeo no es un dios olímpico; es un titán (hijo de Japeto y Climene).

Prometeo sabía que en el suelo de la tierra reposaba la simiente de los cielos, por eso recogió arcilla, la mojó con sus lagrimas y la amasó, formando con ella varias imágenes semejantes a los dioses, los Señores del Mundo. “Los Hombres”.

Atenea, diosa de la sabiduría, que era su amiga, admiró la obra del hijo de los titanes e insufló en las imágenes el espíritu o soplo divino (alma divina) Enseguida, les dio a ellos para beber de un néctar mágico para que pudiesen recuperar su pureza, regenerarse, en el caso de que un día la perdiesen.

El término castellano alma proviene del término latino anima, el cual, a su vez, deriva del griego ánemos (viento). En el mundo griego, como en muchas culturas primitivas, se entendía el alma fundamentalmente como el principio de vida de todo ser viviente. Este hálito, soplo o principio vital se encuentra en todos los seres vivos (incluidos también los animales y las plantas) y desaparece cuando el cuerpo muere.

1 comentario

junio 7, 2013 · 5:13 pm

El alma como “sombra”

Christian views on Hell

Christian views on Hell (Photo credit: Wikipedia)

Homero es para nosotros quien separa por primera vez cadáver (soma) y alma (psiqué), ya que la sombra del Hades es alma sólo. Es cierto que este alma se concibe todavía en términos de doble del muerto, pero el divorcio es absoluto desde el momento en que esas almas van a parar a un mismo lugar lejano, el reino de Hades, totalmente inasequible al mundo de los vivos. Homero posee la concepción primitiva de alma como doble, pero también la supera, pues hay una tajante división entre el hombre vivo y el doble del muerto, además de que las funciones mentales no tienen relación ya más que con un pensamiento positivo.

Cuando Circe dice a Ulises que sólo Tiresias posee un noos en el Hades, añade: “pero los otros (las almas que habitan en el Hades) revolotean como sombras (Odisea, Canto X). Asimismo, cuando Ulises desea abrazar a su madre en los infiernos (Odisea, Canto XI) ella vuela “como una sombra o un sueño”. Por lo tanto, Homero se limita a comparar al muerto como una sombra.

Homero traza un esquema muy sencillo sobre el pensamiento de la muerte y el destino del alma.

1) La muerte es el fin del hombre entero, aunque sobreviva el alma.

2) La muerte es la única certeza que posee el hombre sobre su futuro.

3) La sombra de la muerte se proyecta sobre el curso entero de la vida.

Hay que destacar, por otro lado, que la relación entre el alma del muerto y la sombra no ha sido aún objeto de un análisis sistemático, basándose en el estudio de las fuentes antropológicas disponibles. Lo más probable que se usara el término “sombra” como una metáfora.

2 comentarios

Archivado bajo Antigua Grecia

El comportamiento del alma en el sueño

Príamo suplicando a Aquiles

Príamo suplicando a Aquiles (Photo credit: grleal)

En los textos homéricos nos encontramos que la psiqué  abandona el cuerpo al comienzo de un desmayo y la recuperación de la misma señala que el alma ha regresado. En los escritos de Píndaro y de Jenofonte la actividad de la psiqué también destaca cuando el cuerpo duerme o cuando se encuentra al borde de la muerte. Hipócrates señala: cuando el cuerpo descansa, el alma (psiqué), despierta y puesta en marcha, administra su propia casa y lleva a cabo por sí misma todas las acciones del cuerpo. Porque el cuerpo dormido carece de percepción, mientras el alma despierta reconoce todas las cosas, ve cuanto es visible, oye lo que es audible, camina, palpa, siente dolor, medita. En una palabra, el alma cumple todas las funciones del cuerpo y el alma durante el sueño. Para los griegos, los sueños tenían un significado real más que imaginario ya que estaban dotados de mensajes . Por ejemplo, Aquiles acaba durmiéndose junto a la playa, y en su sueño le visita el alma de Patroclo. Le pide que le entierre pronto, ya que no puede entrar en el palacio de Hades, y que ambos sean enterrados juntos, pues así se criaron  (Iíada, XXIII ). En Homero, sin embargo, no existe una dualidad del alma como en Píndaro, portavoz del dualismo órfico cuerpo-alma divina y donde destacaba que el alma estaba dormida en el cuerpo hasta el momento del sueño, en que cobraba movimiento y autonomía.

Para ampliar más información: Los sueños en Homero

Obra de referencia recomendada:

  1. El concepto del alma en la antigua Grecia (El Árbol del Paraíso)

 

2 comentarios

Archivado bajo Antigua Grecia